Cómo trabajamos

En INPA tenemos una forma de trabajo que comienza con una entrevista con los padres o familiares del paciente, en la que, además de un primer contacto, revisamos la historia del paciente, recabamos información y aclaramos cualquier cuestión para poder llevar a cabo adecuadamente el proceso de evaluación.
 
Después realizamos la evaluación que, dependiendo de las necesidades del paciente, puede durar una o dos sesiones de aproximadamente dos horas y media.

Una vez que obtenemos los resultados, realizamos una nueva reunión con los padres o familiares y habitualmente sin el paciente, para proporcionarles el informe de evaluación y esclarecer todas aquellas dudas que puedan surgir, así como, orientar la dirección del tratamiento a seguir.

Por último, hacemos el diseño del tratamiento más adecuado y se enseña a padres, familiares o a un terapeuta o profesional que trabaje con el paciente a hacerlo en casa. Les enseñamos el programa de ejercicios que deben realizar y luego lo revisamos aproximadamente cada dos meses. Esta forma de trabajo nos permite tener pacientes de toda España e incluso de otros paises.

En algunos casos, si así se considera, completanos el programa derivando al paciente a recibir tratamiento a distintos centros de terapia o con profesionales con los que colaboramos.

En INPA contamos con un servicio de atención completamente personalizado. Nuestro equipo multidisciplinar con neuropsicólogos, logopedas, fisioterapeutas, etc... está siempre al servicio del paciente y de su familia.

Quien cada día no lucha por ser mejor, pronto dejará de ser bueno

El lema de INPA refleja una de nuestras características más importantes. Tenemos por norma incorporar una nueva técnica como máximo cada dos años, lo que nos lleva a mantener la investigación constante respecto a los avances terapéuticos.

Esta investigación nos permite mejorar cada año nuestros resultados y a la vez contrastar la eficacia de las técnicas que ya utilizamos.

Subir
Diseño Web Plenummedia